Novedades

¿Qué vehículos oficiales tienen los líderes mundiales?

¿Qué vehículos oficiales tienen los líderes mundiales?

Es habitual que los líderes y representantes políticos mundiales se muevan rodeados de escolta, en vehículos con cristales tintados, a prueba de balas y dotados de la tecnología más vanguardista y puntera del mercado. Seguramente una pizca de curiosidad se asome en torno a los modelos que utilizan.

El gráfico de hoy analiza los vehículos estatales oficiales de decenas de líderes, desde el fastuoso Cadillac One -apodado `La Bestia´- que transporta al polémico y extravagante presidente Trump, hasta el más humilde Volkswagen Beetle ’87 conducido por el ex presidente uruguayo, Josè Mujica.

Según los datos de TitleMax, autores de la infografía, la marca favorita que gana por goleada en cuanto a presencia se trata de Mercedes-Benz, particularmente la clase S. Son muchos los países que emplean marcas lujosas como la citada o BMW, aunque otra tendencia popular consiste en seleccionar marcas nacionales para una tarea tan importante y cargada de simbolismo. Estados Unidos, Japón, China, Alemania, Reino Unido, Francia y Suecia son ejemplos de países que siguen esta línea.

Entre las características de seguridad, Trump destaca por su coche, dotado de puertas que pesan tanto como las de un Boeing 757. Esta lujosa y blindada limusina cuenta con elementos de seguridad que la protegen contra bombas, disparos, granadas, pequeños misiles y ataques químicos. Es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en apenas cuatro segundos y su velocidad máxima y peso total son información clasificada. Además, está sellado ante un ataque químico, posee elementos para extinguir incendios, reservas de oxígeno y un pequeño contenedor con sangre del tipo sanguíneo del presidente por si precisase una transfusión.

Aunque muchos optan por coches modernos, otros, como el antiguo rey de Tonga, George Tupou V, optan por los vehículos antiguos, como un Humber Pullman de 1949 y un taxi personalizado en Londres. El Rolls-Royce Phantom IV es, de alguna manera, el vehículo por excelencia de la pompa real: únicamente 18 de los vehículos se fabricaron entre 1950 y 1956, y todos fueron comprados por familias reales y jefes de estado. Tres de estos vehículos históricos todavía se usan en España para ceremonias especiales.

Otros casos, como el del primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, muestran un avance hacia el transporte sostenible. El político abandona de vez en cuando su Mercedes-Benz S-Class para acudir en bicicleta a las reuniones. Por su parte, los líderes chilenos emplean un Ford Galaxie de 1966, otrora regalo de  la reina Isabel II.

Fuente: http://www.ticbeat.com/

Deja un comentario