Menorca

Otoño, el mejor momento para visitar Menorca

menorca otoño

¿Qué pasa en Menorca en los días de Otoño? pues se reduce bastante el número de visitantes y poco a poco va recobrando su magnetismo de isla escondida, el otro secreto de Menorca es que en Otoño aún conserva algo de calor, sigue siendo perfectamente posible, disfrutar de inimaginables puestas de Sol, el ritmo de los días de Verano se ralentiza, vuelven los locales, que paradójicamente se van de la isla, cuando se convierte en blanco de cada vez más y más turistas que se van enterando de la plétora de encantos paradisíacos a punto de ser redundantes, que bien sea dicho, redundan sustantivamente sobre cada centímetro de sus más de 700 kilómetros cuadrados. Además la mayoría de los negocios, se mantienen abiertos y plenamente disponibles, se hace posible un viaje de última hora, alquilar un coche con las características que quieras, visitar las playas más demandadas y encontrar donde aparcar, sin tanto problema.

Menorca el Otoño de los Enamorados

Enamorados Menorca

Los enamorados de Menorca y con Menorca encuentran espacios donde escuchar el silencio, que reside en su interior y que les revela la nostalgia de la hondura del océano, en el vaivén de las olas, en el blanco uniforme de algunos de sus pueblos pesqueros, en el olor a madera húmeda, que se puede respirar en muchos de sus rincones, cuando no te encuentras con una joya arqueológica de un pasado lleno de encuentros y desencuentros, rastros de otras culturas que se fueron fundiendo en una amalgama de sabor propio y a la vez muy sencillo, como su gastronomía, exquisita y sin par.

Si con estas líneas he logrado tentarte, de verdad no alcanzas a imaginar, lo que les espera a tus sentidos, podrás conjugar la palabra libertad con todos ellos, en un principio querrás hacerlo todo, después en algún momento, te darás cuenta, que no alcanzarás y te aferrarás más y mejor a los que vayas haciendo, tal vez te estreses un poco, por lo problemas que se puedan presentar, el consejo es que disfrutes cada segundo, ya tendrás tiempo de volver; y por qué no ahora…

Deja un comentario