Menorca, paraíso de fotógrafos en invierno

Posted on Posted in Archaeology, Beaches, Culture, History, Menorca, Navetas, Recomendaciones, Talayots, Vida Nocturna

Pasado el gentío y los meses de calor, Menorca se convierte en un verdadero paraíso para fotógrafos. A los paisajes de calas y pueblos repletos, le siguen asombrosas puestas de sol y contrastes inimaginables. Objetivo en la mano, numerosos son los fotógrafos que no dudan en poner un pie en la isla en los meses de frío, alquilar un coche e inmortalizar su cara más auténtica.

No te pierdas ninguno de estos lugares, todos ellos accesibles por carretera.

Situado en el mismo cabo que le da nombre, el faro de Favàritx es una parada obligada en tu ruta. Enclavado en el Parque Natural de s’Albufera des Grau, desde aquí podrás hacer los mejores disparos nada más bajarte del coche. Tiene todo lo necesario para una foto invernal: el gris/negro (suelo de pizarra), el blanco de las olas rompiendo con las rocas y un precioso faro de 1922.

faro de Favàritx

La cala de Fornells

La cala de Fornells es, sin duda, uno de los rincones más secretos de la isla. Más si cabe en invierno. Se trata de un enclave peculiar por su localización. Un mar apacible que se topa bruscamente con el acantilado. Un encuadre perfecto para cualquier día de enero/febrero. Recomendable ir a primera hora de la mañana.

Barranc d Algendar

El Barranc d’Algendar es el barranco más grande e importante de Menorca y va desde Ferrerias hasta la misma playa de Cala Galdana. En los meses fríos se tiñe de colores que van desde el verde intenso hasta el rojizo de algunas de sus plantas. Una delicia para el objetivo de aquellos aficionados a los paisajes naturales.

 

Faro Punta Nati

Otra parada obligada del fotógrafo llegado a Menorca es el Faro Punta Nati. En los días de tormenta las nubes en este punto se amalgaman dando lugar a una maravilla meteorológica. El formato en blanco y negro permite resaltar aún más esta sensación. Lo más recomendable para llegar sería alquilar uno de nuestros coches en la oficina más cercana, en Port Son Blanc (Ciudadela).

Binibeca Vell

El invierno devuelve la esencia a este lugar, favorito sin duda de los visitantes. Las paredes encaladas de Binibeca Vell atrapan cualquier rayo de sol que se precie. No os perdáis este típico pueblo de pescadores con embarcadero incluido. Lo ideal es aparcar el coche y dejarse llevar por sus laberínticas calles tratando de encontrar las mejores instantáneas.

 Desde la costa hasta el interior, recorriendo todo tipo de paisajes, Menorca sigue muy viva en los meses más fríos. Ponte en marcha y recorre sobre ruedas todos estos paisajes. En cualquiera de nuestras oficinas estarán encantados de aconsejarte sobre estos y otros lugares.

Deja un comentario